5 competencias para el trabajo presente y futuro – Quantum

Según el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) en su estudio “The Future of Jobs”, la innovación tanto en el empleo como en materia tecnológica serán los principales responsables de que en los próximos cinco años se produzcan las transformaciones que nos llevarán a trabajar de manera diferente en los próximos años.

Cambios en los modelos de negocio que tendrán un profundo impacto en el paisaje del empleo en los próximos años . Muchos de los principales impulsores de la transformación que afecta actualmente a las industrias a nivel mundial se espera que tengan un impacto significativo en los puestos de trabajo y en la productividad del trabajo . En muchos sectores y países , la mayoría de las ocupaciones o especialidades de mayor demanda no existían hace 10 años o incluso cinco años , y el ritmo del cambio se acelerará . Según una estimación popular, el 65 % de los niños que ingresan a la escuela primaria hoy en última instancia va a terminar trabajando en puestos de trabajo que aún no existen. En un panorama laboral que evoluciona tan rápidamente se hace necesario tener  la capacidad para anticiparse y prepararse para la adquisición de las competencias que nos exigirá el trabajo en los próximos años.  

Según muchos observadores de la industria , estamos hoy en la cúspide de una cuarta revolución industrial . Los desarrollos en los campos previamente desconocidos como la inteligencia artificial y aprendizaje automático, la robótica , la nanotecnología , la impresión 3D y la genética y la biotecnología están construyendo la necesidad de aprendizaje de una serie de nuevas competencias y habilidades.

El panorama que se presentará en los próximos años obligará a los trabajadores a reforzar sus habilidades para poder competir ya no solamente con otros individuos, sino también con todos estos avances que traerá consigo la innovación.

Según este informe del Foro Económico Mundial todos estos cambios en la innovación y el desarrollo van a estar divididos en tres grandes áreas: tecnológica, sociolaboral y económica.

La innovación tecnológica se está produciendo ya a través de  los dispositivos móviles, la nube, el Big Data, la robótica y el internet de las cosas.

En el aspecto sociolaboral se desarrollarán cuestiones como la flexibilidad de horarios, el balance entre la vida personal y profesional y el trabajo a distancia

En la tercera área destacan aspectos como el cambio climático, el empoderamiento de la mujer, una mayor urbanización y un nuevo modelo energético a nivel global.

Todo esto nos lleva a sacar la siguiente conclusión: las cinco competencias o habilidades que más van a demandar las organizaciones para acceder a los puestos de trabajo que se van a crear en los próximos años son las siguientes:

5 competencias para el trabajo del futuro

Capacitación tecnológica: el trabajador no solamente deberá manejar a la perfección un ordenador sino que deberá ser capaz de identificar las nuevas herramientas o software especializados de su área o sector de trabajo y aprender a manejarlos para convertirse en una ventaja competitiva en su organización.

Flexibilidad laboral: esta implica no solo el tener horarios flexibles sino el tener la capacidad de adaptarse a ellos y esto requiere de la habilidad para adaptarse a diferentes lugares de trabajo y la habilidad de saber concentrarse para tener la disciplina y la constancia suficiente para ser productivo en cualquier situación.

Capacidad Analítica: esta competencia deriva directamente de una de las mayores innovaciones que se producirán en los modelos de trabajo con la introducción del Big Data. El trabajador deberá tener la competencia y la habilidad para evaluar e interpretar todos los datos que lleguen a sus manos y aprovecharlos para tomar mejores decisiones.

Idiomas: la ventaja competitiva en este aspecto ya no va a ser el inglés que se dará por supuesto, sino que aquellos trabajadores que sean capaces de aprender otros idiomas cono el chino o el alemán o el portugués serán los más capacitados para trabajar en organizaciones multiculturales y en un entorno laboral globalizado.

Autoexigencia en el desempeño: esta competencia consiste en la habilidad para formarse contínuamente y para no acomodarse nunca a un puesto de trabajo y por el contrario estar siempre dispuesto a abandonar tu zona de confort para afrontar nuevos retos en tu misma compañía o en otras.